Conciertaco de Toundra en Barcelona

toundracronicaMenuda Toundra nos pegaron

Un sold-out en todos los morros es lo que se encontraron muchos de los que se acercaron el viernes pasado a ver a Toundra a la Sala Bóveda (antigua Mephisto) de Barcelona y no compraron entrada anticipada. No sería que no avisáramos de que era un concierto imperdible en toda regla, pero a veces hacer las cosas a última hora sale caro, o como en este caso, muy caro. “Bah, yo ya los vi en el Apolo en Febrero con el cuarteto de cuerda y demás. Fue un concierto insuperable, así que lo de hoy no me duele tanto perdérmelo” comentaba un amigo mío que se había quedado sin poder entrar, mientras apuraba su cerveza, intentado quitar hierro al asunto. Pues lamento confirmar que lo que vivimos en la Sala Bóveda fue, desde mi punto de vista, el mejor de los cinco conciertos que les he visto, incluido el de su presentación de III ¿¡Cómo es posible!? Yo tampoco me lo explico, pues esta vez la banda jugaba con una mala mano: Bóveda es mucho peor sala que Apolo y de hecho rara es la vez que suena decente; estrenaban guitarrista nuevo, con el típico riesgo de que aún no estuviera bien integrado en la banda; no llevaban ningún tipo de colaboración especial… y sin embargo la intensidad, la energía y la música que sonó el pasado sábado en su concierto fue muy especial, sublime, exageradamente evocadora.

Leer más…

Anuncios

Conciertaco de Berri Txarrak en Barcelona

conciertacoportNunca fallan

¡Vaya tres tipos! Ya pueden llevar una gira mastodóntica a las espaldas, que es subirse al escenario y derrochar energía por los cuatro costados. Ni muestra de cansancio; sólo caña, alegría y buen rollo. Y es que en Catalunya a Berri Txarrak se les quiere mogollón. Ya pueden venir a tocar por nuestras tierras cada dos meses que siempre llenan, y a pesar de que al principio de la noche no había mucha gente en Razzmatazz 2, fue comenzar el concierto del trío navarro y llenarse hasta los topes. Y tal y como os avisamos, en un concierto de Berri Txarrak se suda, y mucho. De hecho, la selección de temas que abría el concierto fue de infarto, el inicio de bolo más apabullante que les he presenciado. Toda la carne en el asador desde el minuto cero y a saco, sin pausas entre temas, lo justo para decir “Bona nit!”. Así pues ‘Denak Ez Du Balio‘, ‘Espero Zaitzaket‘, ‘Lepokoak‘ y demás perlas fueron descargadas de buenas a primeras dejando al público sin aliento y con ganas de más. Pero Berri Txarrak son un grupo de mal asiento y da la sensación de que les aburre apostar por un set-list ganador, así que nos regalaron algunas sorprendentes perlas como la versión del cantautor Mikel LaboaLiluraren Kontra‘, muy adaptada al estilo BTX, o la ya más habitual cover de ‘Sister‘ de los The Black Keys incrustada a medio ‘Oreka‘. También nos sorprendió el set-list por sus ausencias, pues nos esperábamos bastantes más temas de su último disco Haria, y sin embargo no le dieron demasiada relevancia. ¿Serán demasiado lentos para el directo o simplemente quisieron que el concierto englobara las distintas épocas de la banda por igual?

Leer más…

Conciertaco de God Save The Queen en Barcelona

conciertacoport

He visto a Queen

“La mejor banda tributo del mundo según Rolling Stone” anuncié en el anterior artículo, en el que os instaba a no perderos este conciertaco. Un poco exagerado quizás? Yo diría que no. Por supuesto tan sólo he tenido el placer de ver a unas pocas bandas tributo en relación a todas las que deben existir alrededor del globo, pero creo que si a God Save The Queen les han dado semejante título es porque se lo han ganado a pulso. De hecho, lo que vivimos en el Sant Jordi Club el otro día realmente estuvo más cerca de un rito de resurrección que de un concierto tributo. Fue increíble hasta el punto de llegar a ser espeluznante lo mimetizados que estaban todos y cada uno de los movimientos del cuarteto argentino en relación al concierto que interpretaron, el mítico directo de Wembley del año ’86, el último gran concierto de Queen antes de su retirada de los escenarios. Muchos de nosotros nos hemos tragado una y mil veces ese pedazo de directo convertido en piedra fundamental de la historia del Rock, así que pudimos apreciar que la banda se había esforzado en conseguir el mismo vestuario, tocar el mismo set-list, llevar los mismos instrumentos… hasta ahí pase. Pero que incluso coincidan las mismas miradas al batería antes del estribillo, las mismas interacciones con el público, el mismo contoneo entre tema y tema… ¡Eso ya es otro nivel! A lo largo de las más de dos horas de concierto God Save The Queen consiguieron su objetivo, hacernos vivir en nuestras carnes lo más parecido a un directo de Queen que las leyes del espacio-tiempo pueden permitir. Leer más…

Conciertaco de Hogjaw en Torredembarra

conciertacoport

Hogjaw en la Traviesa sabe mejor

Hogjaw no son un grupo del que debería esperarse una evolución sorprendente de disco a disco. Su Rock Sureño es básico, con personalidad propia y gordote. Es una de esas bandas tipo AC/DC o Motörhead, de esas que los fans ya sabemos qué esperar de su próximo trabajo y probablemente no difiera mucho de lo que escuchamos en el disco anterior, ni en el anterior, ni en el anterior… y así es como debe ser, nos encanta. Hogjaw así lo proclaman con el título de su disco If Ain’t Broke…, un dicho que termina con “Don’t Fix Me” y se traduce cómo “si no estoy roto no intentes arreglarme”. Pues esa misma sensación tuve yo, después de haberlos visto el año pasado en Razzmatazz 3 durante su anterior gira, en relación al concierto del pasado fin de semana. Poca cosa había cambiado. De hecho, hasta las gorras que llevaban eran las mismas que las del show de hace más de un año. Ahí estaban los mismos cuatro tíos tocando con los mismos instrumentos los mismos temas que escuchamos la otra vez, salvo las incorporaciones del nuevo disco. Y sin embargo, tal y como profetizamos, fue genial. Vivimos en un mundo que va tan deprisa que es necesario que existan cosas que no se muevan, que sigan siempre ahí tal y como te esperas que estén, tal y como esperas que suenen, y Hogjaw es una de ellas. El cambio más sustancial entre conciertos fue la sala. Pasar de una fría y mal sonorizada Razzmatazz 3 a una hogareña y cálida La Traviesa Bluegrass Bar, la verdad, fue todo un puntazo.

Leer más…

Navegador de artículos